0%
  • English
  • Português
  • Español
  • El futuro profesor

    Platiny

    “Antes yo era muy triste, hoy soy verdaderamente feliz”. Es así que se define el muchacho de 15 años que se identifica como Platiny.

     

    Él es un amante de la Capoeira.

    Su familia de seis hermanos es natural de Walikale, 200 km al oeste de Goma. Su padre se murió cuando Platiny era muy Chico que no guarda recuerdos en su memoria. Su madre sufre de epilepsia y su condición de salud permanece frágil.

    Él vive con el tío en un barrio de Goma llamado Nyabushongo. En 2014, tuvo su primer contacto con una clase de Capoeira dada por Ninja, quien hoy admira y lo ve como inspiración.

    “La Capoeira me ha dado muchas oportunidades en la vida”.

    Platiny no há sido um infante soldade, pero su pasado se asemeja al de muchos niños que viven en situaciones de vulnerabilidad.

    No podía ir a la escuela, pues su familia no tênia recursos para pagar la matrícula. Platiny vivía acañado y solitário.

    El contacto con la Capoeira le cambió su vida por completo.

    Empezó a frecuentar con regularidad las clases en el hospital Heal Africa.

    “Me preguntaron si yo estudiaba. Como dije que no, me ofrecieron uma beca de estudios. Hoy puedo estudiar gracias a la Capoeira”.

    Falta poco para concluir la secundaria.

    El amor por la práctica hizo con que Platiny fuese adonde eran enseñadas todas las clases de Capoeira. Él es presencia constante en el Heal Africa, en el centro de transición del CAJED y en el abrigo de PAMI.

    © Flavio Forner

    Diariamente cruza la ciudad y recorre largas distancias para jugar a la Capoeira.

    Desde su casa hasta el centro de transición Cajed son 3 km de distancia por calles sin aslfato y con mucho polvo. Algo que nunca lo detuvo.

    “Verdaderamente amo a la Capoeira”.

    Hacen por lo menos cuatro años que tiene una frecuencia asidua. Platiny sueña alto. A cada clase él ayuda a los más jóvenes, da asistencia a los profesores y sueña en convertirse en un maestri de Capoeira, tal como Saudade.

    “La Capoeira nos reúne a todos como en una familia. Juego con ex-niños soldado o com gente que sufrió algun tipo de violencia o de enfermedad. El mensaje de la Capoeira es el de reunir a todos en la rueda mismo que tuviéramos historias de vida diferentes”.

    Platiny hoy sigue el camino para volverse muy pronto en un instructor.

    “Me gustaría poder continuar a jugar a la Capoeira y a enseñar a los otros, así como me han enseñado a mí. Quiero ser un profesor tal como Ninja y Saudade. Quiero ayudar en la Capoeira por la paz”.

    Para él, la Capoeira puede ser transformador.

    “Espero que todos los amigos puedan volver a la escuela. Com la Capoeira, cambiaron su mente y dejaron detrás una vida de lucha”.

    El adolescente no tendrá su nombre original divulgado. Para garantizar la integridad y la seguridad de los niños menores de 18 años y seguir las directrices de UNICEF, los niños entrevistadas en este proyecto fueron identificadas por los apodos que ellos mismos eligieron
    No Hay Más Artículos
  • English
  • Português
  • Español