0%
  • English
  • Português
  • Español
  • La Capoeira por la Paz

    La Capoeira es un arte marcial brasileña caracterizada por movimientos no violentos.

     

    Mezcla la práctica de deportes, acrobacia, música y cultura popular.

    Empezó en Brasil por descendientes de africanos esclavisados. Es considerada por la UNESCO Património Cultural Inmaterial de la Humanidad.

    El uso de la Capoeira en la RD Congo se convirtió en una poderosa herramienta para ayudar a desmobilizar niños y adolescentes asociados a grupos armados y víctimas de violencia.

    Ex-niños soldado de grupos rebeldes, infantes en situación de vulnerabilidad y niñas víctimas de violência e recrutamento forçado recebem aulas de como praticar esta arte marcial genuinamente brasileira. Elas também aprendem a tocar e a cantar.

    La iniciativa fue liderada por el Gobierno de Brasil y Canadá, y fue abrazada por la UNICEF en la RD Congo. Entre los donantes están la organización internacional AMADE-Mondiale y países como Suecia y Bélgica.

    La práctica de la Capoeira aborda la autoconfianza y la autoestima entre los niños y sus familias. El objetivo es el de reducir las inequidades y ayudar a la superación de traumas.

    En un país devastado por el conflicto e inmerso en intereses comerciales, la reconstrucción de lazos comunitarios y la restauración de una cultura de paz, se han vuelto en un gran desafío.

    De dos a tres veces a la semana, infantes en el Hospital Heal Africa, en el centro de Goma, aprenden a jugar a la Capoeira. Niños en el Centro de Tránsito y Orientación (CTO) CAJED y en el abrigo del Programa de Apoyo a la Lucha contra la Miseria (PAMI), también practican este arte marcial. Tanto el hospital Heal Africa como el CAJED y el PAMI son parceros de la UNICEF.

    Con la práctica, se genera la autoconfianza, se fortalece el emocional, y favorece a la construcción de lazos comunitarios superando las diferencias de género y la cura de traumas.

    Desde 2014, la iniciativa ya ha beneficiado más de cuatro mil infantes en Goma, capital de la provincia de Kivu del Norte, la mayoría asociada a grupos armados en el este del país.

    En la última década, más de 20 mil infantes soldado fueron liberados de grupos armados en la RD Congo, según la UNICEF. El gobierno estima que más de 3.500 niños aún estarían asociados a milicias.

    La iniciativa coordinada por el capoeirista brasileño, Maestro Saudade, y dos profesores congoleños Ninja y Karibu, enseña a los chicos que vivieron traumas a jugar a la Capoeira brasileña. Ellos aprenden a tocar instrumentos de percusión, a ‘gingar’ en rueda y a trovar en portugués.

    Los infantes participan de las actividades de forma voluntaria. “Todos vienen naturalmente para las clases de Capoeira”, explica Maestro Saudade.

    “Vemos que trae felicidad para los chicos que se reencuentran com su propio cuerpo, su autonomía y retoman el layo afectivo que se les fue roto. Ellos se vuelven aún más fuertes frente a las dificultades”, resaltó.

    La UNICEF trabaja para crear indicadores y, de esa forma, transformar la Capoeira en un modelo para implantar en áreas de conflicto.

    “Espero que los chicos sean felices y sean adultos capaces de luchar para realizar sus sueños”, dice el capoeirista brasileño.

    Rompiendo las divisiones étnicas

    Joachim Fikiri, coordina el Programa de Apoio a la Lucha contra la Miseria (PAMI), una asociación sin fines lucrativos fundada en 1997, muestra entusiasmo cuando habla de la Capoeira y su poder de ayudar en el aspecto psicosocial de los infantes.

    El PAMI administra un espacio en Goma para acoger e infantes que estuvieron involucrados com grupos armados.

    “Los chicos llegan traumatizados. Decidimos incluir la Capoeira en nuestro programa pedagógico como un tipo de apoyo psicosocial complementar”.

    La Capoeira, según Fikiri, permite que los niños abonden su pasado el grupo armado, su comportamiento violento y pasen a tener “una nueva vida”.

    El mensaje de la Capoeira es el de la paz. En el PAMI, por año, alrededor de 500 infantes participan de las actividades de la Capoeira.

    Fikiri sueña poder expandir la práctica para comunidades en el interior de la provincia de Kivu del Norte.

    “Nos gustaría que la Capoeira fuesse más allá de los límites de Goma y que pudiera ser implementada en diversas localidades y grupos étnicos”, dijo.

    Según él, son en las comunidades del interior donde están las grandes necesidades de desarrollar actividades que puedan promover la reconciliación, romper las rivalidades étnicas y crear una coesión social.

    “Es allá en las comunidades del interior donde los conflictos se desencadenan”, explicó.

    Igualdad de género

    Es grave la situación de desigualdad de género y la violencia de género en el este de la RD Congo.
    Son las mujeres y las niñas que vuelven blanco de la violencia estructural que asola la región. Y la pobreza agrava aún más esta situación.

    “Es un ciclo em el que las mujeres e los niños son los que más sufren”, explica Daniel Mbungo, coordinador de las actividades en el Hospital Heal Africa, en el centro de Goma, que recibe pacientes de toda la provincia para tratar de temas relacionados a la salud física y mental resultado de la violencia.
    Son las mujeres las encargadas de proveer los alimentos a la familia y a cuidar del hogar.

    “Si la madre que es el corazón sufre, toda la familia también sufrirá. Hay un dicho: educar una mujer es educar una nación”, dijo Mbungo.

    La mejor forma para prevenir la violencia contra las mujeres es sensibilizar a la sociedad.

    “Hau que hacer un abordaje holística dentro de las comunidades. La violencia es un factor cultural. Esperamos que a través de la Capoeira, podamos ayudar a crear un cambio positivo”, sostuvo Mbungo.
    Él espera que cuanto más empoderadas las chicas y concientes de su rol, ellas volverán las frandes emprendedoras a favor de la paz.

    Mbungo afirma ya poder ver los resultados en la práctica despúes que la Capoeira fue incluida como un nuevo abordaje adoptado en el proceso de destraumatización de mujeres y niños.

    “Veo claramente los resultados. Cuando solamente ofrecíamos terapias a las chicas, el proceso llevaba un largo tiempo. Con la Capoeira, loss infantes están avanzando a pasos largos, es mucho más rápido”, admitió.

    El uso de la Capoeira comenzó como un proyecto piloto, explicó Marie Diop, la especialista en protección infantil de la UNICEF en Goma.

    “Quisieramos ver si sería posible y cómo sería la aceptación de los infantesas. Pensamos que era una excelente oportunidad de reunir niños y niñas en esta actividad”, explicó.

    Tras tres años, la Capoeira se expandió para el Hospital Heal Africa con el enfoque de incluir a las víctimas de violencia sexual.

    “Tenemos ahora infantes con diversas vulnerabilidades y la Capoeira está ayudando a crear respeto y disciplina”, dijo Diop.

    En la RD Congo, la violencia está profundamente arraigada en normas sociales.

    Los datos son limitados. Un estudio de 2011, publicado por la revista Americana de Salud Pública, apuntó que entre 1.69 y 1.8 millón de mujeres congoleñas fueron sexualmente violentadas.

    Otro estudio de 2014 en Kivu del Norte mostró que la mitad de las mujeres que sofrieron violencia sexual el crimen se pasó en el ámbito familiar. El informe puso en evidencia la diseminación de una “epidemia de violaciones sexuales” en la región.

    Dados precisos sobre violencia de género son difíciles de obtener y mucho se debe porque las sobrevivientes no denuncian por temor de sufrir algún estigma.

    Un informe sobre el perfil de género del país de 2014 indicó que el 99% de los que cometen la violencia son hombres.

    La violencia sexual es predominantemente provocada por el sexo masculino.

    El embarazo prematuro es una de las consecuencias de esta epidemia de violación sexual que se há vuelto un grave problema de salud en la RD Congo, con un promedio de 25% de las mujeres de 20 a 24 años que dan la luz antes de completar 18 años de edad. Estas mujeres se han vuelto madres aún niñas.

    “Queremos ofrecer a las chicas y mujeres que ban al hospital un espacio que puedan hacer intercambios, comunicarse y empoderarse. Hacer con que dejen de ser víctimas y pasen a ser sobreviventes”, dice Diop.

  • English
  • Português
  • Español